Pautas para la degustación

Degustar el chocolate consiste en apreciar sus características organolépticas con los cinco sentidos. Aunque la temperatura y humedad del ambiente pueden repercutir en la degustación, su análisis debería buscar los siguientes aspectos:

1

Análisis visual: Un buen chocolate tendrá un color marrón muy oscuro y brillante, uniforme, sin ningún tipo de mácula, burbujas o hendiduras.

2

Análisis táctil: El tacto debe ser firme, nunca pegajoso, y, al partirlo, debe ofrecer una resistencia mínima; si al partirlo forma astillas, está demasiado seco y si es difícil de partir está muy ceroso. En la boca, la disolución será fácil, continuada y completa, sin rastro alguno de granulosidades.

3

Análisis auditivo: Al partirlo, el sonido debe ser seco pero quebradizo.

4

Análisis olfativo: Se tendrán en cuenta la olfacción directa y la indirecta (por vía retronasal).

5

Análisis gustativo: El sabor debe ser básicamente amargo con un punto de acidez y de dulzor, y después puede haber toques de piña, plátano, vainilla, canela, azafrán, etc. Un buen chocolate es aquel que en esencia de ingredientes está hecho a base de cacao sin modificar sus sustancias naturales. El chocolate artesanal es un buen ejemplo.

Tabletas-degustacion-chocolate

El chocolate debe mantener un adecuado estado de conservación. Se recomienda almacenarlos en lugares con poca luz, baja humedad y a una temperatura entre 15º y 18º C.